Calle Rosario, 59

02003 Albacete

+34 967 21 05 49

Movil: 683 62 02 09

Lunes - Viernes

9:30 - 13:30 / 17:30 - 20:30 Sábados: 10:00 - 13:00
Tardes Martes y Jueves Cerrado

LA COMUNICACIÓN CON PERSONAS CON DEMENCIA

¿QUÉ ES LA COMUNICACIÓN?

La comunicación no se basa únicamente en palabras, ni está dada por las mismas. La comunicación establecida con una persona con demencia destaca por el hacerse entender de la persona, y entender al mismo.  Es primordial hablar con la persona con demencia, que exista comunicación, que se utilice un lenguaje claro y sencillo y tenga sentido para todos los interlocutores.

Cabe destacar que, aunque no haya palabras, es importante mantener una conversación y  encontrar la manera de comunicarse, pues se puede emplear el lenguaje no verbal, como el contacto visual,  la gesticulación, etc.

Es importante señalar que… la comunicación es una ventana de oportunidades.

A continuación, se expondrá la comunicación no verbal y la comunicación verbal.

LA COMUNICACIÓN NO VERBAL

Es de grata importancia conectar la comunicación verbal y la comunicación no verbal. Además, a la hora de utilizar la comunicación no verbal se destaca:

  • Mantener el rostro y la mirada relajada.
  • Transmitir seguridad y tranquilidad.
  • Gesticular lentamente, resaltando las palabras.
  • Evitar nerviosismo.
  • Si en el entorno cercano lo habitual es dar muestras de cariño y caricias, se debe seguir haciendo, siempre y cuando la persona se sienta cómoda.

LA COMUNICACIÓN VERBAL

En cuanto a la comunicación verbal, es importante tener en cuenta:

  • Hablar de forma suave, sin rapidez, y transmitiendo seguridad.
  • Adecuación y adaptación del lenguaje.
  • Es importante llevar a cabo la inclusión en las conversaciones. No dar por hecho que no entiende o que no puede seguir el hilo de una conversación.
  • No mantener conversaciones sin sentido que pueden desencadenar en una discusión. Lo recomendable es cambiar de tema, o seguir la conversación reconduciendo la misma y sin confundir a la persona.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN LA COMUNICACIÓN. ¿CÓMO COMUNICARSE?

  • Evitar interrupciones durante la conversación. Que el espacio sea tranquilo, sin ruidos que dificulten el diálogo y puedan llevar a confusión.
  • Cercanía a la persona con demencia, es decir, estar cerca de él/ella para facilitar el contacto visual.
  • Fluidez en la comunicación, utilizando frases cortas y claras, así como empleando un vocabulario sencillo.
  • Se debe tener paciencia a la hora de obtener una respuesta, es decir, dejar que piense, que fluya emocionalmente.
  • Utilizar la comunicación no verbal y sobre todo el contacto visual, para facilitar la compresión de aquello que se le quiere decir a la persona.
  • Ser claro con aquello que se le quiere decir, no rebuscar en el mensaje, es decir, mensaje claro y sencillo.

¿CÓMO ENTEDER A LA PERSONA CON DEMENCIA?

  • Si no termina de transmitir un mensaje, o pierde el hilo, es importante repetir varias veces una palabra, para reconectar aquello que quería comunicar. Además, es importante emplear la técnica del parafraseo para facilitar la comunicación y conseguir una mejor compresión del mensaje.
  • Enfocar la atención en la expresión emocional.
  • Presentar paciencia y compresión en todo momento.

¿QUÉ EVITAR?

  • Entrar en disputa por no comprender que quiere transmitir.
  • Dar órdenes y transmitir mensajes negativos. Es importante convertir los mensajes negativos en positivos.
  • Utilizar un lenguaje normal, no infantilizado, ya que puede crear frustración.
  • Hacer preguntas con dificultad de respuesta.

“Cuéntamelo y me olvidaré. Enséñamelo y lo recordaré. Involúcrame y lo aprenderé” - Benjamín Franklin

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad