Calle Rosario, 59

02003 Albacete

+34 967 21 05 49

Movil: 683 62 02 09

Lunes - Viernes

9:30 - 13:30 / 17:30 - 20:30 Sábados: 10:00 - 13:00
Tardes Martes y Jueves Cerrado

Consejos para el calor

Las personas mayores son más vulnerables al calor porque:

  • Producen menos sudor que una persona más joven
  • La capacidad de regular la temperatura se ve disminuida
  • Su temperatura corporal puede subir más deprisa
  • Se adaptan peor a las altas temperaturas
  • Tienen una piel más fina y sensible a los rayos del

El riesgo de sufrir un golpe de calor aumenta a partir de los 65 años, ya que con la edad se reduce la sensación de calor, las personas mayores no notan tanto las altas temperaturas y pueden tener menos precauciones y protegerse peor. Con la edad se reducen la percepción térmica, la sed y los síntomas del golpe de calor pasan más inadvertidos.
La llegada del verano o de olas de calor como la que ya hemos tenido y que se     repetirán este verano, hace que se multipliquen los avisos y las recomendaciones para protegerse de las altas temperaturas haciendo mayor hincapié en el cuidado de las personas mayores. ¿Por qué? ¿Qué hace más sensibles al calor a nuestros mayores? Con los años se pierde la percepción que se tiene de la sed, no se siente tanta necesidad de beber, con lo que aumentan las probabilidades de deshidratarse. 

El riesgo se eleva cuando la persona mayor toma medicación, tiene sobrepeso, tiene alguna enfermedad crónica o padece una enfermedad neurodegenerativa.

La sensación de agotamiento, de debilidad, la confusión, la piel seca, la falta de sudoración que acompañan al proceso de deshidratación, a menudo, se confunden con síntomas de otras enfermedades crónicas, u otras patologías, también se agrava el problema si la persona mayor tiene algún grado de deterioro cognitivo que le impida expresar su malestar, siendo todavía más sensibles a las altas temperaturas a la hora de reconocer los síntomas de un golpe de calor.

Para evitar estos y otros problemas derivados y prevenir la hipertermia se aconseja:

  • REALIZAR COMIDAS       LIGERAS:       ENSALADAS,       FRUTAS REFRESCANTES, ZUMOS,…
  • TOMAR MUCHOS LÍQUIDOS AUNQUE NO SE TENGA SED, DARLES DE BEBER UN VASO DE AGUA CADA 2 HORAS
  • NO ABUSAR DE LAS BEBIDAS AZUCARADAS NI CON CAFEÍNA O ALCOHOL
  • NO EXPONERSE AL SOL
  • LLEVAR ROPA LIGERA, HOLGADA Y QUE DEJE TRANSPIRAR

NO ABUSAR TAMPOCO DEL AIRE ACONDICIONADO

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad